Ya ha pasado lo peor. Nuestro cachorro ha pasado su primer mes de supervivencia con nota. Ahora comienza una nueva etapa llena de aprendizaje, aventura, descubrimientos y diversión. Como ha sido alimentado adecuadamente su crecimiento es rápido. Según la raza, un cachorro puede aumentar su volumen aproximadamente entre 6 y 10 veces. Eso sí, sigue siendo un perrito adorable al que conviene no malcriar.

Destete del cachorro

En esta etapa comienza el destete del cachorro. Poco a poco irá separándose de su madre (aunque nunca del todo hasta que no sea completamente adulto) empezando a comer sólido. Es un proceso lento en el cual el cachorro empieza a lamer papillas especializadas y pienso humedecido. Recordad: nada de leche de vaca ni leche para bebés, el pienso humedecido con agua tiene los nutrientes necesarios sin que haya que añadir nada más. Poco a poco, conforme los dientes del cachorro se van desarrollando iremos disminuyendo la cantidad de agua en la que empapamos el pienso hasta llegar a la comida seca.

Cuando el cachorro esté destetado por completo, su alimentación ya nos corresponde a nosotros en exclusiva. Y por lo tanto tenemos que crear hábitos alimenticios saludables para prevenir el temido sobrepeso y otras posibles enfermedades asociadas.

El veterinario debe siempre aprobar el plan de comidas y el tipo de alimentación que se le ofrece al cachorro ya que pueden surgir problemas de asimilación detectables fácilmente en la cantidad de deposiciones que haga. Atención especial a si estas son muy líquidas, pueden significar la necesidad de un cambio inmediato en el pienso de la comida.

Enseñar a tu perro a hacer sus necesidades

Precisamente en el tema de las deposiciones comenzaremos el adiestramiento del cachorro. Aprovecharemos que suele hacerlas inmediatamente después de comer para llevarle al lugar que hayamos elegido para ese fin y que estará cubierto de papel de periódico. Si hacemos esto de manera constante nuestro cachorrito asumirá que ese y no otro es el sitio correcto para sus “cositas”. Es una primera lección sobre las que irán todas las demás, ya que la orden “sit” o “sentado” dicha con voz firme ayudará mucho a que aprenda las demás.

Lo muerde todo ¿Qué puedo hacer?

Otro más que seguro quebradero de cabeza es el ansia casi insaciable del perrito por morder TODO lo que esté a su alcance. Hay que imponerse cuando encontremos al cachorro mordiendo algo que no debe y decir “NO” con toda firmeza, aunque sin pasarnos. A la misma vez debemos darle los juguetes que sí debe utilizar para morder. Por supuesto, cuando haga algo bien es muy bueno que alabemos su comportamiento.

Las vacunas: la mejor prevención

Finalmente, las vacunas. Los perritos están protegidos pues la madre al mamar les pasa anticuerpos inmunizadores, por lo tanto durante el segundo mes aún no serán necesario comenzar la vacunación, aunque es una buena idea realizar una visita al veterinario para que este establezca el calendario y las vacunas que habrá que suministrar.

A partir de ahora el cachorro va a crecer a toda velocidad. Por eso esta etapa hay que prepararle.

Mascobox es la primera canastilla para cachorros completamente gratuita para el centro veterinario y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.