Las frutas y verduras son un excelente complemento alimentario para los perros, que les aportan antioxidantes y vitaminas, además de hidratarles y refrescarles el aliento. Pero cuidado, no todas las frutas y verduras son recomendables para el estómago de tu mejor amigo. Descubre con nosotros qué vegetales puedes ir incorporando a la dieta de tu can y cuáles debes mantener bien alejadas de su hocico.

Pocas cosas hay que le puedas ofrecer a un perro que vayan a ser rechazadas por su paladar. Los perros son animales con un fuerte apetito que «arrasan» con todo y a los que los sabores y las texturas pueden atraer o repeler como a cualquier humano. Hoy vamos a hablar, dentro de la nutrición canina, de cómo las frutas y verduras pueden suponer un excelente snack que les refresque el aliento, les hidrate o les aporte vitaminas y antioxidantes difíciles de encontrar en su alimentación tradicional.

El truco para conseguir que un perro coma las verduras y frutas recomendadas de las que hablaremos más adelante está en introducírselas como parte de su dieta desde cachorros y en pequeñas dosis. Tal y como pasa con los adultos, una fruta o verdura no puede ser considerada como sustituto de una comida natural, sino como un complemento tanto antes de las comidas como para las épocas de picoteo.

¿Puede mi perro comer cualquier fruta y verdura?

No, existen algunos tipos de vegetales que directamente no debes ofrecer jamás a tu perro por ser tóxicos para ellos. De todos modos, los veterinarios siempre aconsejan que aunque demos a nuestro animal un trozo de fruta o verdura «permitida», si vemos que le produce diarrea deberemos suspender esa dieta.

Los perros pueden comer, por ejemplo, frutas como manzanas y peras sin las pepitas (que son tóxicas). A los canes les gusta la sensación de frescor que se les queda en el paladar, y suponen un aporte buenísimo de nutrientes además de servir como limpiador natural de dientes y encías. Ofrecerles fruta de este tipo justo antes de comer, a media mañana o por las tardes les ayudará a tener menos apetito y sobre todo les aportará nutrientes muy necesarios para su salud.

Otras frutas que les gustan son la sandía (que además les hidrata), pero hay que tratar de servirla cortada en trocitos y sin pepitas; o también las ciruelas sin hueso. En cuanto a las verduras, si se las servimos troceadas y cocidas pueden tomar: Zanahorias, apio, pepino, remolacha, calabacín, champiñones, tomates y pimientos.

¿Qué frutas y verduras debo evitar?

Uvas, cerezas, pasas, aguacate, naranjas, limones o cebollas y brócoli crudo. Se ha demostrado con estudios científicos que todos estos vegetales tienen efectos negativos en el proceso digestivo de los perros, por lo que deberemos evitar que nuestro can coma en exceso estos alimentos.

Mascobox es la primera canastilla para cachorros completamente gratuita para el centro veterinario y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.