Cómo cuidar los dientes de tu cachorro de forma correcta


CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Asegurarte de que los dientes de tu perro están cuidados y sanos es extremadamente importante para su calidad de vida. Con una dentadura adecuada, los perros tendrán una vida saludable y plena. Podrán relacionarse con normalidad contigo, con los demás perros y con la comida y alimentos.

Por otro, lado, los dientes sanos son extremadamente importantes para el bienestar de un cachorro porque le ayudan a masticar esos primeros alimentos, así como a jugar, morder y recoger artículos. Por eso, la higiene oral es una parte clave a cuidar.

Dientes de tu cachorro

Imagen: cheesy42

Información sobre los dientes de tu cachorro:

Los cachorros tienen 28 dientes temporales (llamados dientes de leche) que comienzan a salir a las cuatro semanas de edad. Generalmente, estos dientes se caen entre las 15 y 30 semanas de vida. En ese momento, los dientes de leche se reemplazan por 42 dientes adultos. En esta temporada, los juguetes de caucho duro o de cuero crudo hechos especialmente para perros son una buena inversión para ayudar a prevenir daños en el hogar. A pesar de que los dientes de cachorro no suelen durar lo suficiente para tener problemas graves, es importante que los cachorros mantengan esta dentadura sana.

Cuidar los dientes de cachorro:

Si quieres mantener estos dientes limpios y sanos, debes frotar sus encías y dientes con un paño de forma extremadamente suave. Esto le acostumbrará a tener los dedos de alguien en la boca y hará que el futuro cuidado dental sea más fácil.

Frota suavemente los dientes de tu cachorro con un paño suave o un cepillo de dientes aprobado para el uso en perros y cachorros. También puedes usar una pasta de dientes especialmente preparada para perros.

Problemas con los dientes:

Si los dientes de tu perrito persisten mucho más de 30 semanas, lleva a tu cachorro al veterinario, ya que quizá se les deban extraer estos dientes. Si no se extrajeran los dientes de leche podría causar que los dientes definitivos de tu cachorro no salgan como debieran.

Cuando tu perro sea adulto, continúa con el régimen de higiene oral que estableciste cuando tu perro era un cachorro y apóyalo mediante el uso de alimentos secos y crujientes. Estos alimentos raspan los dientes, reduciendo la acumulación de sarro u otros problemas derivados de la mala salud dental, como puede ser la pérdida de apetito, encías rojas, hinchadas y sangrantes, babas, sangre en la saliva, sarro de color amarillo-marrón, dientes rotos y mal aliento.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.