Enormes, de gran pelaje y extraordinaria belleza, nobles, juguetones, adaptables. Por algo son una de las razas más queridas de EEUU. Si aún no sabes cómo es un gato de la raza Maine Coon, te aseguramos que después de leer este artículo no podrás resistir la curiosidad de buscar más por Internet. ¿Empezamos?

Todo lo que rodea a la raza felina Maine Coon tiene un halo de misterio y exclusividad que la han convertido en una de las más populares de su país de origen, EEUU. Desde cómo se creó esta raza, hasta los detalles relacionado con sus cuidados y su psicología, los Maine Coon son gatos curiosos a los que merece la pena prestar atención.

Origen de la raza Maine Coon

El primer misterio que rodea a éstos gatos es su entrada a EEUU. Existen tres teorías, a cada cual más exótica: La primera habla de que el origen de la raza está en los gatos que iban dentro del séquito de huida que preparaba María Antonieta a EEUU, que pese a la decapitación de ésta, sí llegaron al estado norteamericano de Maine, (de ahí el nombre de la raza).

La segunda teoría va más atrás en el tiempo y sitúa los orígenes de ésta raza en la mezcla del gato montés que trajeron los Vikingos a territorio norteamericano, y que esos gatos se mezclaron con los gatos monteses americanos fabricando así esa raza tan peculiar.

La tercera teoría es mucho más fantástica, ya que es biológicamente imposible, pero habla de una mezcla biológica y reproductiva entre gatos y mapaches. Si bien no tiene base biológica, lo cierto es que explicaría las peculiaridades similares a los mapaches que tiene este tipo de mininos, como son el pelaje o la cola.

Lo cierto es que ciertas o no, aún no se ha podido determinar el origen real de esta raza, por lo que por probabilidades se estima que la teoría de los Vikingos pude ser el origen de la misma.

Principales características de la raza Maine Coon

Son gatos increíblemente grandes. Los machos pueden alcanzar los 10 kg de peso, y las hembras los 7kg. Son felinos fuertes, con una gran musculatura desarrollada, sobre todo la zona del pectoral y la cola.

En cuanto a su carácter, la verdad es que son gatos muy tranquilos, inteligentes, disfrutan con el cariño y son muy juguetones. Son los gatos perfectos para vivir con niños pequeños, o incluso en una convivencia pacífica con otros felinos y perros.

Si bien se adaptan a todos los entornos, son gatos especialmente recomendados para espacios pequeños aunque como todos los animales, aprecian mucho el espacio y el poder salir al aire libre.

En cuanto a sus cuidados, son gatos que requieren debido a su extenso pelaje de cepillado diario, para evitar que el pelo se le vaya enredando y sea incluso perjudicial para su comodidad y salud.

Mascobox es la primera canastilla para cachorros completamente gratuita para el centro veterinario y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.