Seguro que sí los conoces. Son esos gatos domésticos que tienen un manto con tres colores distintos: negro, blanco y naranja. Aparecen en distinta proporción, a veces predominando uno sobre otro, normalmente el manto es blanco con manchas repartidas pero siempre son esos tres colores. Tenemos que contarte una cosa sobre ellos. En una inmensa mayoría son hembras.

El color del manto de los gatos, como el color de la piel de las personas está determinado por la genética. Una explicación muy básica sería esta: Las hembras tienen dos cromosomas sexuales XX y los machos uno  X y otro Y. Curiosamente, el negro y el anaranjado se encuentran en el cromosoma X y el blanco en otro cromosoma no relacionado con el sexo. Así, una hembra puede tener el color blanco independiente y cada cromosoma X ligado a un color, el negro o el naranja. Los machos en cambio al tener sólo un cromosoma sexual X sólo pueden ser o totalmente negros, o atigrados de color naranja, o bien una mezcla de los dos tonos.

Existen gatos macho tricolores pero son muy raros y están considerados como inusuales ya que sólo hay uno por cada tres mil.

Es importante decir que las gatas calicó no son una raza sino una simple variación de la coloración de su manto. No sólo los gatos comunes presentan estas características sino también las razas Persa y Maine Coon.  Sea como sea, su belleza les ha llevado a ser protagonistas de numerosas leyendas.

Está rastreado su origen en el Antiguo Egipto pero también en lugares tan lejanos como Japón donde desde muy antiguo los marineros tenían una gata de este color en sus botes para atraer la buena suerte a la vez que espantaban a los espíritus maliciosos. La cultura celta consideraba que tener una gata calicó en el hogar atraía fortuna y bendiciones.

También se cuenta que calmó las discusiones entre los monjes budistas del siglo XII porque juntaba en si misma los elementos del yin y el yan unidos a la madre tierra. Son tan apreciadas que el estado de Maryland en Estados Unidos las ha nombrado gatas oficiales.

Podemos distinguir tres clases de gatas calicó:

  • Las llamadas “gatas españolas” presentan el pecho, abdomen, patas y barbilla de color blanco, siendo el lomo y la cola moteados. Los colores pueden ser fuertes o pálidos. En este caso, el negro casi se convierte en gris.
  • Carey o tortuga se llaman así porque su manto recuerda al caparazón de una tortuga, el color blanco está menos presente
  • Tricolor atigrada. Presentan la triple coloración en un manto con rayas parecidas a las de los tigres.

En cuanto a su carácter son amistosas y  juguetonas. Tan pronto están llenas de energía sin parar un minuto como al poco rato duermen profundamente. Les encanta morder a su humano lo cual puede ser un problema que ha de ser solucionado cuanto antes.  Su periodo de socialización está entre las 2 y 7 semanas de edad. Después resulta complicado cambiar su carácter.

Un apunte sobre su nombre. Calicó proviene del francés calicot un tejido de algodón  procedente de la India llamado allí Calicut ya que se cree que en esa ciudad está su origen. Es suave, ligero y estampado con vivos colores. Un nombre precioso para un animal mágico.

Mascobox es la primera canastilla para cachorros completamente gratuita para el centro veterinario y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.