Qué es:

La hepatopatía diabética es una enfermedad que afecta al hígado y está asociada a la diabetes mellitus y, por razones desconocidas también se asocia con lesiones en la piel.

Se trata de una enfermedad relativamente poco común y no hay una raza que esté más dispuesta que otras. Ahora bien, puede afectar a perros machos de mediana edad y mayores.

Cuadro de síntomas:

Pérdida de peso, letargo, aumento de la frecuencia de orinar y beber, piel y blanco de los ojos amarillento, falta de apetito, diarrea, vómitos, cojera, problemas de piel, dolor en los pies y los codos lo que hace difícil mantener al perro de pie y tumbarse.

Causas:

  • Una deficiencia de aminoácidos, lo cual puede provocar una enfermedad de la piel
  • Deficiencia de zinc
  • Deficiencia de ácidos grasos
  • Deficiencia de niacina (Vitamina B3)
  • Posible exceso de glucagón secretado por el páncreas. El glucagón es una hormona que causa la descomposición de la energía almacenada en el hígado)
  • Alto nivel de azúcar en la sangre – resistencia a la insulina
  • Medicamentos anticonvulsivos
  • Ingerir toxinas procedentes de hongos

Diagnóstico:

Antes de realizar al perro las pruebas estándar (perfil bioquímico de sangre, hemograma completo, análisis de orina y panel de electrolitos) el dueño deberá aportar un historial completo de la salud y síntomas detectados. Será necesaria una biopsia de una muestra de piel.

Los análisis de sangre determinarán si existe una anemia leve que se puede corregir y un análisis bioquímico determinará la existencia de altos niveles de enzimas hepáticas altas y bajos de aminoácidos.

En el caso de un hígado afectado de gravedad, se observarán cristales en la orina (cristaluria). Mediante radiografías abdominales se puede constatar el agrandamiento del hígado e incluso, un derrame de líquido. Pero para observar el hígado con más detalle es necesario un ultrasonido abdominal. Así también se buscará una posible masa pancreática.

Mediante ecografía se pueden observar lesiones nodulares en el hígado. El veterinario puede decidir realizar una biopsia hepática, pero esto puede complicar la situación porque no todos los perros lo soportan.

Tratamiento y cuidados:

Es fundamental cambiar la dieta del perro a una que sea alta en proteínas de gran calidad. También se recomienda completar la dieta con yemas de huevo (aproximadamente tres yemas al día, no pasando de seis). También pueden suministrarse proteínas anabólicas. En cualquier caso, el veterinario determinará los medicamentos adecuados para la función hepática.

El trastorno cutáneo asociado será tratado con suplementos de ácidos grasos esenciales (Omega-3). Bajo supervisión del veterinario, la dieta se complementará con zinc y antioxidantes.

Como resultado de las lesiones cutáneas, es posible que se produzca una afección de sepsis. El veterinario recetará medicamentos tópicos para su aplicación en la piel del perro con el fin de prevenir o aliviar infecciones por hongos o microbios. Así, la piel del perro sanará y el dolor se irá aliviando conforme avance la recuperación.

Si la diabetes no va asociada con la diabetes mellitus con un cambio de dieta será suficiente. De todas formas, será recomendable controlar en todo momento el comportamiento y la alimentación del perro para vigilar los síntomas de diabetes mellitus. A la menor sospecha, llame al veterinario con urgencia.

Será necesarias visitas mensuales al veterinario para evaluar la necesidad de suplementos de aminoácidos y el tratamiento de posibles infecciones secundarias.

Cada tres meses se realizará un perfil de sangre química, hemograma completo, análisis de orina y un panel de electrolitos. Se evaluará la diabetes mellitus de su perro y se ajustará el tratamiento según sea necesario durante estas visitas.

Con un tratamiento constante, algunos perros reducirán los síntomas de la enfermedad, pero otros no y la enfermedad seguirá progresando obligando en ocasiones a tener que practicar la eutanasia.

Per pero otros no y de la piel. Sin embargo, algunos perros no responderán a la terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.