La cannoterapia está resultando desde hace ya muchos años una revolución en los tratamientos de casos como la depresión, parálisis cerebral, Alzheimer, autismo o determinados estados de ánimo negativos. Descubre qué es y cómo ayuda a las personas las diferentes terapias con perros adiestrados.

Diversos estudios científicos han probado varias veces que el contacto con animales, y en concreto con perros ayuda a las personas a superar una situación difícil, de estrés o directamente algunas patologías médicas. La razón de tal diagnóstico viene unida a que los perros no juzgan a las personas y además ofrecen su compañía y amor sin esperar nada a cambio. Ese tipo de cariño, cercanía y amor incondicional suponen un apoyo emocional sin precedentes que ayuda y mucho a las personas que están pasando por problemas tanto psíquicos, como psicomotrices o emocionales.

Los animales son capaces de sacar una sonrisa a los deprimidos, calmar comportamientos violentos, crear fortaleza a los enfermos, divertir y ayudar a niños con autismo y muchas cosas más. De ahí la importancia que la cannoterapia va adquiriendo año tras año.

Tipos de cannoterapia

Por supuesto existen varios tipos de terapias diferentes, según el tipo de paciente y el tipo de objetivo a lograr. Por una parte están las terapias de estimulación del aparato locomotor, en las que por ejemplo, se pide a los pacientes que acaricien, peinen, pongan y quiten el collar, jueguen a la pelota, paseen o imiten las posturas con sus canes. Los resultados son asombrosos y nos sólo mejoran la psicomotricidad sino también los estados de ánimo y la capacidad afectiva.

Otro tipo de terapias con las que trabajan para buscar la estimulación de la memoria y la atención: Estimulación del lenguaje, estimulación de las habilidades sociales, terapia de control de los impulsos, terapias para trabajar el autoestima, la responsabilidad, el control psicológico, etc…

Para aplicar cannoterapia no vale cualquier tipo de perro. De hecho los canes utilizados para éste tipo de tratamientos son educados desde cachorros, suelen tener un tamaño medio y sobre todo cuentan con unos marcadores de comportamiento indiscutibles para el tipo de trabajo a realizar. Se trata de perros tranquilos, cariñosos, ágiles, activos, inteligentes, obedientes y pacientes.

Existen dos tipos de perros para cannoterapia, los perros de asistencia y los perros de terapias. Los beneficios de aplicar las técnicas se suelen asemejar a menos ansiedad, menos tristeza, más actividad física, más comunicación, mejor ánimo, más amor propio y por los demás, y menos soledad entre otros.

Está recomendado para pacientes diagnosticados con problemas de depresión, trastornos emocionales o de conducta, adicciones, situaciones de pérdida de seres queridos, problemas psíquicos, autismo o Alzheimer entre otras patologías.

Mascobox es la primera canastilla para cachorros completamente gratuita para el centro veterinario y sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.