Nuestros perros enferman. Es algo que debemos aceptar. Muchos dueños siempre están sufriendo pero los animales, tal como nosotros, están rodeados de bacterias y virus a los que deben enfrentarse para fortalecer su sistema inmunológico. Lo importante es detectar las enfermedades lo antes posible y por ello tratamos en este artículo los síntomas de un perro enfermo que se presentan más habitualmente.

Todos los síntomas de un perro enfermo que mencionamos no corresponden directamente a una enfermedad. Lo importante es que si detectas uno de los 8 síntomas de un perro enfermo, acudas lo antes posible a un veterinario.

Un índice de síntomas de un perro enfermo que se presentan de forma más recurrente, sería:

  1. El mal aliento: El aliento de los perros no suele oler a flores, pero si su boca desprende cierto hedor es una señal de que tiene un problema de salud. El mal aliento en los perros suele venir causado por las bacterias que forman la placa entre sus dientes. El peligro de estas bacterias es que pueden traspasarse hasta sus fosas nasales y conllevar problemas respiratorios. Sin embargo, también puede estar causado por problemas digestivos y para salir de dudas recomendamos acudir al veterinario para que realice una exploración física completa.
  2. Orejas caídas: Las orejas de un perro pueden caer si tiene una infección de oído, tanto externa, media o interna. Otros síntomas son el enrojecimiento, la secreción y el mal olor.
  3. Manchas negras en las encías: Cuando las partículas de alimentos y bacterias no se limpian de las encías, éstas se inflaman y pueden formar placa, que se convierte en gingivitis y, en casos graves, la pérdida de los dientes.
  4. Sobrepeso: Los perros deben tener una zona de vientre escondida entre las costillas y las caderas. Si no la tienen, probablemente es porque sufren sobrepeso.
  5. Ojos nublados: Suele ser un indicador de que tu perro sufre cataratas. Si la nubosidad cubre más de la mitad de su ojo, la visión de tu perro se obstruye y eventualmente podría quedarse ciego.
  6. Perseguirse la cola: Si tu perro corre en círculos más a menudo de lo normal, puede ser que tenga una infección del oído interno llamada laberintitis. Afecta a su postura,  equilibrio y coordinación, por lo que puede parecer mareado sin razón aparente.
  7. Respirar con dificultad: La disnea puede ser causada por complicaciones en la nariz, la garganta, los pulmones o el pecho.
  8. Agresión: Una agresión sin precedentes podría ser  signo de enfermedades de hipotiroidismo o dolores intensos que provocan que no quiera ser tocado.

Una idea en “Los 8 síntomas de un perro enfermo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.