Cuadro de síntomas:

Frecuencia cardíaca rápida, alta presión arterial, tejidos húmedos enrojecidos, fiebre, respiración rápida, extremidades frías (por falta de circulación), extremidades hinchadas (por acumulación de líquidos) depresión, poca orina, dificultad para respirar, hemorragia gastrointestinal, y pulso débil.

Cuesta que las encías recuperen su color rosáceo habitual después de aplicar presión con el dedo y volverse de color blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.