Cuadro de síntomas:

Cambio en la postura, alineación anormal de la espalda, traumatismo visible en áreas alrededor de la columna vertebral (por ejemplo, hematomas, decoloración), rigidez en el cuello, incapaz o no dispuesto a girar o levantar la cabeza, gritos o gemidos cuando se toca el cuello o la espalda, grita o gime cuando mueve su columna o se niega a moverse, letargo, debilidad, fiebre, tembleque, falta de coordinación, incapacidad para caminar adecuadamente, pérdida de apetito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.